983 13 66 00 / 625 90 79 49 / msgpsicologia2@gmail.com

Etiqueta: tiempo

El Tiempo robado

Al principio nuestra conciencia del tiempo nos la marcan nuestras necesidades fisiológicas. En nuestra primera infancia la mañana está determinada por el desayuno, la tarde empieza tras la comida y la siesta, y así día a día. A medida que vamos despertando a nuestra conciencia social a través del contacto y la relación con los demás, esa simplicidad se va perdiendo y nuestras referencias para tomar conciencia del tiempo se van haciendo más complejas. Los horarios del colegio, de las actividades extraescolares, los días festivos, etc. nos dan pauta del paso del tiempo y nos permiten no solo saber en qué momento del día, en que estación o en que año nos encontramos, sino también prever lo que llegará a continuación. Porque sabemos (así lo hemos aprendido) que tras el verano llega el otoño y después de éste el invierno.

Pero ¿qué ocurre cuando las referencias que tenemos para tomar conciencia del tiempo se adelantan?….Pues que nuestra percepción del mismo va “acelerada” y tenemos la sensación de que el tiempo se nos escapa entre los dedos.reloj_dali11

Es común oír en las conversaciones de la calle la expresión “hay que ver como pasa el tiempo, si ayer era verano y ya estamos en Navidad…”. Y es que parece que tenemos prisa porque llegue “lo siguiente”.

Es obvio que se trata fundamentalmente de un interés comercial puro y duro, pero psicológicamente tiene un efecto demoledor en nuestra percepción del tiempo.

Los estímulos vinculados con determinadas épocas del año no lo están con el momento exacto. Y así ocurre que los viajes de vacaciones de verano, comienzan a ofertarse en Abril (“¡no lo deje escapar!, ¡decida qué hacer en sus vacaciones!, etc.”) y en la época en la que en muchos sitios aún estamos con el abrigo ponen en marcha los estímulos condicionados precisos (vacaciones=verano) y pensando en ello, desprendemos nuestra atención de la primavera para pensar un poco más allá, para pensar en otra estación tan breve como la anterior, porque antes de que nos demos cuenta tenemos los polvorones a la venta.

Continuar leyendo

Perder el tiempo

En éste loco mundo nuestro donde parece que no tenemos tiempo para nada y llegamos tarde a casi todo, resulta que uno de los grandes problemas que tenemos es la pérdida de tiempo. Incongruentemente con el número de actividades que se realizan hoy en día, lo cierto es que gestionamos mal el tiempo, lo perdemos en cosas de segundo o tercer nivel de prioridad y consecuentemente tenemos siempre esa sensación frustrante de no llegar a todo lo que nos proponemos.tiempo-vuela

Es cierto que nos planteamos numerosos objetivos a cumplir a lo largo del día, quizá demasiados. Pero probablemente si planificáramos bien nuestro tiempo y cumpliéramos con rigor los limites que debemos autoimponernos para no “dispersarnos”, seriamos capaces de llegar con soltura al final del día.

Como suele ocurrir le ponemos nombre a todo y a el arte de demorar, de dejarlo para después…le llamamos procastinación.

Lo denominemos como lo denominemos, el concepto es el mismo: la tendencia a aplazar o relegar el cumplimiento de una obligación o el desarrollo de una acción.

Cuantas veces nos sentamos ante el ordenador con el ánimo de revisar facturas, mirar aquellos apuntes o escribir un artículo  y nos sorprendemos a nosotros mismos consultando el correo o demorando lo que teníamos que hacer porque estamos contestando el comentario de alguien en Facebook. Reconozcámoslo, perdemos la concentración con multitud de estímulos que antes no nos tentaban, sencillamente porque no existían. Y en multitud de ocasiones es difícil no sucumbir a esas pequeñas cosas que nos distraen de lo que nos hemos planteado como verdadero objetivo, pero debemos ser conscientes de que hacerlo nos condena a la frustración y a sentirnos mal con nosotros mismos cuando nos damos cuenta de que “hemos perdido mucho tiempo”.

Si tan solo tuviéramos en cuenta unos pocos aspectos de los muchos que nos desvían de nuestra buena utilización del tiempo, ganaríamos en una mejor gestión y aprovechamiento de éste.

– Por ejemplo, la Tecnología. Sabemos cuanto nos ha facilitado la vida las nuevas tecnologías, la informática, pero…¿realmente nos resulta imprescindible para todo?

Continuar leyendo

CONTACTO

Escribe, llama o ven a verme. En pleno centro de Valladolid y en Laguna de Duero te espera la mejor atención psicológica.

  • C/Divina Pastora nº4, Entreplanta, Oficina 3. 47004 Valladolid

  • 625 90 79 49

  • Clínica Recoletos 8. C/ Acera de Recoletos, 8. 47004 Valladolid

  •   625 90 79 49

  • Parque de Los Hoyos nº 1 y en Avda. Madrid nº 49. 47140.
    LAGUNA DE DUERO (Valladolid)
  • 625 90 79 49

  • msgpsicologia2@gmail.com

COMO LLEGAR

© MSG Psocología Recoletos. Todos los derechos reservados.