El Tiempo robado

Al principio nuestra conciencia del tiempo nos la marcan nuestras necesidades fisiológicas. En nuestra primera infancia la mañana está determinada por el desayuno, la tarde empieza tras la comida y

Perder el tiempo

En éste loco mundo nuestro donde parece que no tenemos tiempo para nada y llegamos tarde a casi todo, resulta que uno de los grandes problemas que tenemos es la