983 13 66 00 / 625 90 79 49 / msgpsicologia2@gmail.com

Etiqueta: miedo

EL silencio de los corderos

No, no vamos a hablar de la película protagonizada por Anthony Hopkings, sino del fenómeno que explica porque una minoría puede aplastar con aparente facilidad, a una mayoría silenciosa.

Posiblemente por eso, porque es silenciosa. Y cómo profesional del comportamiento humano la capacidad de los opresores para conseguir que los oprimidos se mantengan en silencio supone un reto de conocimiento.

La Psicología ha estudiado éste proceso que ya se conocía de forma experimental pero que ha servido para dar explicación a momentos históricos como el holocausto judío, la represión comunista en Rusia o cualquier lugar y momento en que se recluye, se anula y se tortura a un ser humano (incluida la violencia de genero).

Se conoce como Indefensión aprendida y ocurre cuando el individuo se encuentra sometido a refuerzos negativos (castigos del tipo que sean) de forma arbitraria y sin que tenga ninguna forma de controlarlos con su comportamiento. Es decir, que si enseñamos a alguien que recibirá un castigo haga lo que haga, finalmente asumirá con resignación el encontrarse al albur de quien se lo infringe. Y es más. Ésta resignación no se limitará a la situación en cuestión, sino que se generalizará (como ocurre con cualquier comportamiento humano) como forma de responder en cualquier otra. Cuando esto ocurre, el sujeto ha aprendido que está “indefenso” y por lo tanto su respuesta será de pasividad. Llegados a éste punto se convierten en una masa manejable, en corderos silenciosos que esperan su sacrificio.

Cuando vemos películas que plasman esos hechos históricos siempre pensamos que hay que actuar de otra manera, rebelarse, luchar…sobre todo cuando ya está todo perdido. Pero es que además, los opresores juegan con otro factor y es el de la esperanza. Esperanza de que finalmente los castigos paren, la situación cambie y se vuelva favorable. “Quizá si aguanto un poco más, las cosas cambiarán, alguien me liberará y dejarán de pegarme, de asustarme, de cosificarme”…

Seguro que todos estamos pensando en personas concretas, en situaciones concretas. Individuales y/o sociales.

El comportamiento de las mujeres maltratadas se explica desde éste fenómeno. Las víctimas de bullying o de moobing, los torturados en campos de concentración, prisiones, etc. actúan también en base a la indefensión aprendida.

Todos conocemos el cuento del elefante de Bucay. Atada su pata a una pequeña cuerda sujeta a un clavo del suelo podría fácilmente con su fuerza liberarse y escapar, sin embargo sigue allí atado y restringida su movilidad a ese pequeño clavo que a simple vista parece insuficiente para retenerlo. Porque lo que lo retiene es su cerebro que ha aprendido, desde su más tierna infancia, que estar atado es la única alternativa que tiene y que resignarse a ello es lo mejor.

Para entender mejor el fenómeno del que venimos hablando, acompaño éste texto con un video donde se explica de forma muy gráfica y sencilla como se produce la indefensión aprendida y cómo se puede aplicar de forma concreta en nuestro día a día.

Autor: Montserrat Sanz García

El miedo

El miedo es el peor de nuestros enemigos. Nos paraliza, nos impide probar nuestras fuerzas. Nos hace sentir débiles, vulnerables, sin control sobre lo que nos va a ocurrir. Luchar contra el miedo es el principio básico del crecimiento y el desarrollo en el ser humano.

Los niños tienen miedo a caer cuando dan su primer paso, se lanzan por el tobogán o se meten en el agua por vez primera. Y deben luchar contra ese temor animados por nuestras palabras de confianza y nuestra presencia, para conseguir andar, correr o nadar. valentíaPor eso el ser humano es valiente por naturaleza, porque va en ella luchar contra sus temores y eso es la verdadera valentía. Hacer cosas, tomar decisiones que no nos causan temor, en las que nos sentimos seguros de nosotros mismos, no supone ningún acto de valentía, pero sí lo es cuando debemos afrontar nuestros miedos y superarlos, o al menos asumirlos para cambiar e ir hacia donde deseamos ir.

Recientemente, llegó a consulta una mujer joven, profesional preparada, con una pareja que la adora y a quien ella adora, con buen nivel socioeconómico y un amplio abanico de posibilidades en su vida ante ella. Sin embargo todo le da miedo. Y ese miedo la hace estar agazapada en el único lugar donde se siente “a salvo”, sin moverse, sin hacer ruido, sin disfrutar de lo que tiene a su alrededor…sin vivir.

A pesar de sus múltiples cualidades, se siente sin capacidad para nada. Cuestiona todas las posibilidades, cuestionándose en realidad a sí misma (“no se si voy a ser capaz”, “yo seguro que con eso no podría”, etc.) y con ello

Continuar leyendo

Pero…¿la terapia funciona de verdad?

Pero…¿ esto funciona de verdad?…Esa fue una de las primeras preguntas que me hizo un cliente recientemente.

Había venido con una actitud de escepticismo, empujado por su familia que le veía mal y estaba padeciendo su estrés y sus ataques de ansiedad. Había acudido al médico de cabecera para que le diera algo que le ayudara a dormir y éste le había “frito”(según su propia expresión) a pastillas que le atontaban y le impedían rendir en su trabajo. Alguien le había dicho que por qué no probaba con un psicólogo, y él venía “a ver que pasaba” pero sin ninguna fe en que se fueran a resolver sus problemas de éste modo.

Cuando le preguntamos por qué exhibía esa actitud nos dijo que conocía a “muchos” que habían ido a un psicólogo y “habían acabado más zumbados que estaban” (sic), y siguió diciendo que cómo “me hagas cosas raras no vuelvo más”.???????????????????????????????????????

A todos nos ha pasado encontrarnos con casos cómo este. Son clientes que acuden dándose una última oportunidad para solucionar los problemas que de otra forma no han conseguido, pero sin creerse demasiado la eficacia de lo que emprenden.

Establecer confianza en la relación terapéutica y en su eficacia,  es un trabajo previo imprescindible en estos casos.

Pero, ¿de dónde procede esa desconfianza que encontramos en muchas de las personas que vienen, o no, a consulta?. Mucho influyen los comentarios de aquellos que sí han buscado ayuda profesional por alguna cuestión concreta…, y no siempre el resultado es el esperado. Pero deberíamos preguntarnos por qué.

Continuar leyendo

Ébola o el miedo al ébola

En las últimas semanas estamos asistiendo al monopolio de la temática de conversaciones, informativos y especiales de TV, alrededor del ébola.

El virus del ébola, sus formas de transmisión, la ausencia de tratamiento y las consecuencias del contagio, son fuente inagotable de debates, conversaciones y opiniones de todo tipo que inundan de malinformación el espectro de opinión y consiguen, lo que de hecho se está generando, una oleada de miedo que va en aumento a medida que se va conociendo la evolución de las personas contagiadas.

En realidad podríamos decir que el tema de conversación general es el MIEDO al ébola y no tanto el ébola en sí.1409662187_376711_1409669188_noticia_fotograma

El miedo es una reacción normal ante cualquier situación desconocida y ante la que no sabemos si tendremos herramientas de defensa y/o adaptación o no. De su utilidad, da fe la permanencia de nuestra especie en la tierra. Sin esa reacción adaptativa el hombre se habría expuesto a peligros que hubieran provocado lesiones más o menos graves e incluso la muerte. Pero la reacción de miedo está condicionada a la valoración de peligro que hacemos ante determinada situación y ésta valoración puede ser desajustada

Continuar leyendo

El Secuestro y sus efectos

Tres periodistas españoles han sido secuestrados por un grupo islámico vinculado a AL-Qaeda en Siria. Se ha conocido hoy, pero el secuestro se llevó a cabo en Septiembre y aun continúan retenidos. Se suman así a otras víctimas cuya captura y retención es utilizada por los terroristas islámicos como una forma de llamar la atención y de presión política y muchas veces económica, ya que la petición de rescates en estos casos es bastante frecuente.

Independientemente de los objetivos de los secuestradores (económicos, políticos, sexuales, etc.), lo que todos  nos preguntamos ante este tipo de situaciones son sobre todo dos cuestiones: 1. Cómo puede alguien vivir semejante situación y 2. Cuáles serán los efectos de tal vivencia, una vez que sean liberados y vuelvan a su vida normal.

Continuar leyendo

CONTACTO

Escribe, llama o ven a verme. En pleno centro de Valladolid y en Laguna de Duero te espera la mejor atención psicológica.

  • C/Divina Pastora nº4, Entreplanta, Oficina 3. 47004 Valladolid

  • 625 90 79 49

  • Clínica Recoletos 8. C/ Acera de Recoletos, 8. 47004 Valladolid

  •   625 90 79 49

  • Parque de Los Hoyos nº 1 y en Avda. Madrid nº 49. 47140.
    LAGUNA DE DUERO (Valladolid)
  • 625 90 79 49

  • msgpsicologia2@gmail.com

COMO LLEGAR

© MSG Psicología Recoletos. Todos los derechos reservados.