Consideras que la vida te pesa tanto que no puedes con ella?
¿Te resulta casi imposible comenzar el día?
¿Sientes que no puedes hacer frente a tus problemas?…
Todos nosotros, en algún momento de nuestra vida, pasamos por momentos difíciles que pueden desembocar en estados de ansiedad, depresión, obsesiones, miedos, problemas de sueño, pérdida de autoestima…

O bien, presentamos carencia de ciertas habilidades para relacionarnos con los demás y con el entorno que nos rodea lo que nos hace plantear la necesidad de un cambio de rumbo, y de aprender nuevas estrategias que nos ayuden a adaptarnos a las situaciones que vivimos.

Superar un divorcio, tener alguna pérdida importante en la familia o amigos, dificultades con el jefe, con los compañeros o en las relaciones con nuestros hijos/as, etc. son otras situaciones que con frecuencia nos dificultan e impiden que llevemos una vida más saludable.

De ser así, no estás solo/a. Estos problemas son comunes a todos nosotros. El hecho de ir al psicólogo no supone “que uno esté loco”. Forma parte de nuestra salud igual que cuando acudimos al médico.
A través de la psicoterapia creamos una relación positiva y constructiva entre la persona que consulta y el psicólogo, proporcionando un ambiente de apoyo y respeto, que permita hablar abiertamente con el objetivo de aumentar tu bienestar y tu capacidad para afrontar las dificultades que estás atravesando.
Trabajamos partiendo de la comprensión a las personas desde su propio marco de referencia. Nuestro objetivo es reducir la ansiedad y proporcionar apoyo emocional, aceptando a la persona tal cual se nos muestra, manteniendo una actitud no valorativa y de aceptación.

“Si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas a las que miras cambian”. Wayne Dyer