Skip to main content
625 90 79 49 / msgpsicologia2@gmail.com

Etiqueta: pensamiento positivo

Cuando el optimismo no es suficiente

Fotografía de Pablo Raéz fallecido a causa del cáncer a los 20 años

Un joven de 20 años ha muerto a consecuencia de la leucemia que sufría hacía 2 o 3 años. Su caso no es especial. Hay muchos como él. Lo que lo hace especial es que ha retransmitido todo el proceso de su enfermedad a través de las redes sociales y ha utilizado ésta plataforma y la de los medios de comunicación para pedir que los que no estamos enfermos hagamos algo por los que sí lo están, donando médula. Desde su muerte los medios nos bombardean con titulares y expresiones como “un gran luchador”, “fuerte”, “positivo”, “le ha vencido la enfermedad”, etc. Y es que, a veces, el optimismo no es suficiente y hay que afrontarlo.

Uno de los programas que están en marcha en nuestra consulta es un programa específico para enfermos de cáncer y sus familias.

El cáncer es cada vez más frecuente. 1 de cada 3 hombres y 1 de cada 4 mujeres lo sufrirán a lo largo de su vida. Las necesidades de investigación sobre el tema son evidentes tanto por el nº de personas afectadas de una u otra manera (en el cáncer no solo el enfermo es el afectado, la familia y allegados también lo sufren ), como por el sufrimiento físico y psicológico que acompaña a lo largo de todo el proceso al paciente. Y como consideramos que la familia se encuentra tan pérdida, desorientada y angustiada a veces incluso más que el propio enfermo

Continuar leyendo

Asertividad

En este artículo de MSG psicólogos, vamos a hablar de la asertividad. En la interacción personal, nuestras habilidades para comunicarnos adecuadamente son fundamentales para conseguir relaciones positivas y libres de conflictos. De todas las formas como podemos reaccionar en nuestra interacción con otra/s persona/s – agresivamente, inhibiéndonos o con asertividad – es ésta última la más adecuada porque nos permite comunicar nuestro mensaje a los demás (sea este positivo o negativo) de modo que estos no se sientan mal, ni la comunicación resulte ofensiva, molesta o apabullante.

¿QUÉ ES LA ASERTIVIDAD?

La asertividad se entiende como un estilo de comunicación que se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no-asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el que la persona ni agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que expresa sus convicciones y defiende sus derechos. La asertividad como método de comunicaciónEs aquel estilo de comunicación abierto a las opiniones ajenas, dándoles la misma importancia que a las propias. Parte del respeto hacia los demás y hacia uno mismo, aceptando que la postura de los demás no tiene por qué coincidir con la propia y evitando los conflictos sin por ello dejar de expresar lo que se quiere de forma directa, abierta y honesta.

TIPOS DE ASERTIVIDAD

Fundamentalmente existen dos tipos: oposición asertiva y aceptación asertiva.

Continuar leyendo

Métodos y herramientas para pensar en positivo

Desde MSG psicólogos, vamos a daros unos métodos y herramientas para pensar en positivo. Como ya hemos visto en un artículo anterior, el pensamiento positivo está en la base de nuestros sentimientos y junto a estos, explica nuestros comportamientos. Es por ello que fomentar el pensamiento positivo es tan importante para hacernos sentir bien, capaces, autovalorarnos y en consecuencia tener más éxito en la vida o cuando menos vivir más adaptados con nuestro medio ambiente.

En el presente artículo responderemos a la pregunta que todos os estáis haciendo ahora: “ Vale, muy bien, es muy importante pero…¿cómo lo hacemos?…”

Vamos a mostrar algunas ideas/herramientas y métodos que ayudan a fomentar una forma de pensar positivamente desde el primer día. Es recomendable aplicarlas de forma constante y desde este mismo momento, siendo aconsejable marcarse un objetivo para practicarlo cada día.

Continuar leyendo

Instrumentos que fomentan la autoestima III: El Pensamiento Positivo

Si el pensamiento está en la base de nuestros sentimientos y junto con estos son el motor de nuestros actos, es lógico llegar a la conclusión de que el pensamiento positivo sobre nosotros mismos y/o sobre lo que nos rodea, nos harán sentir bien y nuestros comportamientos serán coherentes con todo ello.

De alguna manera y resumiendo mucho, somos lo que pensamos y aquello que nos decimos a nosotros mismos afecta radicalmente la calidad de nuestras vidas y nuestra habilidad para hacer cosas con efectividad.

Un discurso interior negativo genera seres pesimistas, más incapaces y bloqueados irradiando energía negativa. Por el contrario, si éste discurso interior es positivo se generan personas creadoras, capaces y seguras de sí y que emanan energía positiva.

La ansiedad y el pensamiento positivo

Las personas con pensamientos negativos, continuamente se envían mensajes del mismo contenido sobre ellos y los demás.

Mi vida es un desastre.                     
Nada me sale bien.
Esto siempre me pasa a mí.
Ya lo estropee todo.
Nada va a resultar.
Es inútil esforzarse.

                  Esto hace que la imagen que tienen de sí mismos, sea negativa, por tanto tienen muy mal autoconcepto, considerándose incapaces para la mayoría de las cosas y teniendo una autoestima muy baja; lo que a su vez hace que se sientan mal consigo mismos y se encuentren psicológicamente desequilibrados y con problemas. Otra de sus características es que no saben valorar lo positivo de sus vidas y pasan el tiempo anticipando futuras desgracias.

Esta racha de buena suerte durará poco.
La felicidad no es para siempre.
Me gustaría que todo siempre saliera bien, pero es imposible.

Evidentemente las personas que tienen pensamientos positivos y los fomentan presentan características contrarias. Tienen un buen concepto de sí mismos  y se sienten capaces, por tanto, de conseguir sus objetivos. Y algo fundamental,… si algo va mal, lejos de derrotarse, aprenden de los errores y los asumen de forma positiva como aprendizaje para una situación futura. No se detienen a ver sus limitaciones sino que se concentran en lo que sí pueden hacer. 

El pensamiento positivo

No hay mal que por bien no venga.
Siempre hay que buscar el lado bueno de las cosas.
La próxima vez todo va a estar mejor.
Pase lo que pase hay que salir adelante.

No se trata de egocentrismo ni soberbia, sino que desde nuestro propio autoconocimiento seamos capaces de valorar lo positivo que hay en nosotros, y conscientes de nuestras carencias seamos capaces de aprender de nuestra interacción con el medio para mejorar lo mejorable para situaciones futuras. No hay nadie perfecto con competencias para todo. Todos y cada uno de nosotros somos seres únicos e irrepetibles con sus propias características, y la medida de lo que valemos no se debe centrar en la comparación con otros sino en nuestra capacidad para aprender y adaptarnos a lo que nos rodea sintiéndonos lo más a gusto con nosotros mismos posible. Pensar en positivo de ésta manera conllevará un cambio de actitud y con ella de competencia en nuestros comportamientos.

Es por tanto un ejercicio fundamental, en primer lugar, identificar aquellos automensajes negativos que se envían de forma automática e inconsciente. Cuando se es capaz de identificar estos pensamientos hay que hacer de forma consciente, el ejercicio de trocarlos en positivos, a ser posible basándolos en propias conductas que fomenten esos pensamientos.

MENSAJES NEGATIVOS CONVERTIDOS EN AFIRMACIONES
“No hables” “Tengo cosas importantes que decir”
“¡No puedo hacer nada!” “Tengo éxito cuando me lo propongo”
“No esperes demasiado” “Haré realidad mis sueños”
“No soy suficientemente bueno” “¡Soy bueno!”

Parece una tarea difícil, especialmente cuando llevamos años automatizando los pensamientos negativos; pero siendo conscientes que también pensar en negativo es algo aprendido, la premisa contraria es cierta: podemos aprender a pensar en positivo si lo deseamos y somos constantes.

En próximos artículos encontraremos algunas ideas concretas para fomentar el pensamiento positivo y para fomentar la autoestima.

Autor: Montserrat Sanz García

Artículos recientes

Los pensamientos recurrentes

Los pensamientos recurrentes

“Quiero que mi cabeza pare de una vez, porque no puedo más”. Así se manifiestan muchos pacientes cuando vienen a la consulta, evidenciando que par...
Responsabilidad emocional

Responsabilidad emocional

En los últimos tiempos el concepto de responsabilidad emocional ha entrado con fuerza en gran parte de los discursos que tienen que ver con el bie...
Síndrome del Nido Vacío: Entendiendo sus Implicaciones Emocionales

Síndrome del Nido Vacío: Entendiendo sus Implicaciones Emocionales

El síndrome del nido vacío es un fenómeno psicológico que afecta a muchos padres cuando sus hijos crecen y se van de casa para vivir de manera ind...
Cómo la Primavera Puede Afectar la Ansiedad: Consejos para Manejarla

Cómo la Primavera Puede Afectar la Ansiedad: Consejos para Manejarla

Con la llegada de la primavera, muchas personas experimentan cambios en su estado de ánimo y bienestar mental. Aunque esta temporada trae consigo ...