Las situaciones no son el problema. El problema es cómo nos tomamos cada uno las situaciones.