Skip to main content
625 90 79 49 / msgpsicologia2@gmail.com
Blog
Los pensamientos recurrentes

Los pensamientos recurrentes

 |  MSG Psicología

“Quiero que mi cabeza pare de una vez, porque no puedo más”. Así se manifiestan muchos pacientes cuando vienen a la consulta, evidenciando que para ellos es un gran problema.

Pensar, reflexionar, es algo natural en el ser humano, y es positivo porque nos permite hacer un análisis de las situaciones y decidir cómo afrontarlas; pero cuando los pensamientos nos llevan a la duda constante se convierten en nuestros peores enemigos.

Los pensamientos recurrentes, especialmente aquellos que son negativos o preocupantes, pueden tener un impacto significativo en la aparición y exacerbación de la ansiedad. Aquí te explico cómo funcionan juntos:

  1. Patrones de Pensamiento: Los pensamientos recurrentes suelen seguir ciertos patrones. Pueden ser preocupaciones sobre el futuro, pensamientos autocríticos o ideas obsesivas. Estos patrones a menudo son automáticos y pueden ser difíciles de controlar.
  2. Retroalimentación Negativa: Cuando experimentas pensamientos recurrentes negativos, estos pueden desencadenar emociones negativas como el miedo, la preocupación o la tristeza. Por ejemplo, si constantemente te preocupas por cosas que podrían salir mal, tu nivel de ansiedad tiende a aumentar.
  3. Activación del Sistema de Alerta: Los pensamientos recurrentes negativos activan el sistema de respuesta al estrés en el cerebro, lo que puede llevar a una mayor liberación de hormonas como el cortisol y la adrenalina. Esto prepara al cuerpo para una situación de peligro percibido, lo que a su vez aumenta los síntomas de ansiedad.
  4. Círculo Vicioso: Los pensamientos recurrentes y la ansiedad a menudo se refuerzan mutuamente en un círculo vicioso. Los pensamientos negativos generan ansiedad, y la ansiedad puede alimentar más pensamientos negativos, creando así un ciclo difícil de romper.
  5. Atención Selectiva: Los pensamientos recurrentes tienden a captar más atención, haciendo que te enfoques más en lo negativo y pases por alto los aspectos positivos de una situación. Esto puede aumentar aún más la ansiedad y el estrés.
  6. Impacto en el Comportamiento: La ansiedad generada por pensamientos recurrentes puede llevar a comportamientos de evitación o precaución excesiva, lo que a largo plazo puede limitar tus actividades y empeorar la ansiedad.

Para abordar esta situación, es importante desarrollar estrategias para manejar los pensamientos recurrentes y reducir la ansiedad asociada:

  • Atención Plena (Mindfulness): Aprender a observar tus pensamientos sin juzgarlos puede ayudar a disminuir su impacto emocional.
  • Terapia Cognitivo-Conductual (TCC): La TCC puede ayudarte a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos y a desarrollar habilidades para manejar la ansiedad.
  • Estrategias de Relajación: La práctica regular de técnicas como la respiración profunda, la meditación o el yoga puede reducir la activación del sistema nervioso simpático.
  • Estilo de Vida Saludable: Mantener una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y asegurar un buen descanso puede reducir la sensibilidad al estrés.
  • Apoyo Social: Hablar con amigos, familiares o un profesional puede ayudar a desafiar y poner en perspectiva los pensamientos recurrentes.

Trabajar en estas áreas puede ayudarte a romper el ciclo de pensamientos recurrentes y ansiedad, permitiéndote recuperar un mayor control sobre tu bienestar emocional.

Lo más visto

Categorías

Etiquetas

Artículos más leidos

¿Influye el porno en la sexualidad?

En la actualidad, genera debate qué acceso tienen en especial púberes y adolescentes a contenido…

Por qué ha aumentado la violencia sexual y de género

En la actualidad es muy frecuente escuchar o leer en los medios de comunicación; noticias, artíc…

La Frustración: sus impactos en la vida cotidiana

La frustración, esa emoción intrincada que todos experimentamos en algún momento de nuestras vid…

Duelo: aceptar la pérdida

“Uno no es adulto verdaderamente, hasta que pierde a sus padres. De eso me di cuenta el día en q…

Aprendiendo de nosotros mismos

Hacia mucho que no tenía tiempo de escribir artículos en mi blog. Siempre iba “a la carrera” con…

Los Turpin: el rostro del mal

El caso de los 13 hijos de la familia Turpin ha conmocionado al mundo. Analizamos el caso de los …