';

Lenguaje verbal y no verbal

Lenguaje verbal y no verbal

Autor: Montserrat Sanz García/

La Comunicación es importantísima para la supervivencia de la especie y desde los primeros tiempos el medio fundamental en que se ha llevado a cabo, ha sido el oral. Posteriormente han aparecido otras formas de comunicación para el ser humano (prensa, libros, periódicos, cartas, etc.…) pero podemos decir que la forma de comunicación por excelencia es la forma oral.

No obstante, aun cuando creamos que cuando hablamos con otra u otras personas solo comunicamos con lo que decimos de forma verbal, nada más lejos de la realidad. Existe un lenguaje no verbal que refuerza el verbal ó lo contradice y que ofrece más información, en ocasiones, que aquello que podemos decir. Ambas son formas en que nos comunicamos de forma consciente y/o inconsciente.

Vamos a conocer un poco más sobre ambas modalidades para ver de qué manera se implican en el proceso de comunicación y cómo aprendiendo a tenerlas en cuenta, podemos mejorar éste.

ELEMENTOS DE LA EXPRESIÓN Y DEL CONTENIDO VERBAL 

La presencia de emisor y receptor en la comunicación oral lleva consigo, una serie de elementos, verbales unos y otros no, que ayudan a conseguir los objetivos comunicativos con mayor facilidad que en la lengua escrita. Entre ellos podemos señalar:

  • Los gestos, tanto en la cara como de las manos, la expresión de la mirada, la actitud y la distancia entre los interlocutores, que son a veces más significativos que las palabras.
  • La entonación, que matiza el sentido de lo que se dice hasta el extremo de que puede incluso cambiar el sentido de una frase. Asimismo influyen también en la comunicación oral otros aspectos fónicos, como el timbre y el tono de la voz, o las pausas y silencios, que son tan expresivos como las palabras.
  • El hecho de que los interlocutores comparten tiempo y espacio, conlleva mayor espontaneidad en el discurso oral, puesto que aunque haya alternancia en las intervenciones, es posible la interrupción del mensaje del otro o la suspensión del propio, con lo que la función comunicativa excede el mero uso de palabras o frases.
  • Abundancia de términos coloquiales, repeticiones y digresiones que ayudan a la comunicación.
  • El papel o rol social de quienes intervienen  en la comunicación, que dará lugar al uso del registro correspondiente, sea formal o coloquial, según la relación social que haya entre ellos. Asimismo originará también el uso de formas lingüísticas de cortesía.
  • En el discurso oral se elude la expresión de aquellos hechos o pensamientos que los interlocutores sobreentienden como consecuencia de una relación social próxima. Esto provoca la aparición de gran cantidad de implícitos o presuposiciones en la conversación que en nada mediatizan la comprensión del mensaje oral y, sin embargo, son inaceptables en la lengua escrita. Por ejemplo, en: Esta tarde hay una charla sobre los estudios de medicina… o Tengo que estudiar para un examen de mañana… el implícito es la imposibilidad de asistir a la charla por la obligatoriedad de la preparación del examen.
ELEMENTOS NO VERBALES

Corresponden fundamentalmente a los que se integran en:

EL SISTEMA FÓNICO O PARALINGÜÍSTICO, que está formado por:

  • Las cualidades y modificadores fónicos: El tono, el timbre, la cantidad y la intensidad son cualidades físicas del sonido, esenciales, por tanto, en la comunicación verbal. Relacionados con la fonación están además los tipos de voz.
  • Sonidos fisiológicos y emocionales: son el llanto, el sollozo, la risa, el suspiro, el grito, la tos, el carraspeo, el bostezo. Se trata de signos sonoros o diferenciadores paralingüísticos que se emiten consciente o inconsciente-mente.masacre-en-connecticut-1636397h430
  • Elementos cuasi-léxicos: Son interjecciones (¡Ah!), onomatopeyas (Miau) y a otros muchos sonidos (Uff, Hm…) que se utilizan convencionalmente con un valor comunicativo.
  • Pausas y silencios: La ausencia de sonido también comunica. Una pausa es definida como ausencia de habla durante un periodo de tiempo entre 0 y 1 segundos aproximadamente. Las pausas funcionan, básicamente, como reguladores de cambio de turno, indicando el final de uno y el posible comienzo de otro. Pero pueden funcionar también como presentadores de distintas clases de actos comunicativos verbales. Además, las pausas pueden ser reflexivas o fisiológicas. En cuanto a los silencios, pueden venir motivados por un fallo en los mecanismos interactivos (cambio de hablante, corrección, respuesta a pregunta, casos de dudas, reflexiones etc.). Además, pueden ser utilizados como presentadores de actos comunicativos o como enfatizadores del contenido de los enunciados emitidos o que se van a emitir.

EL SISTEMA  CORPORAL Y QUINÉSICO: movimientos y posturas corporales que comunican o matizan el sentido de los enunciados verbales. El sistema quinésico está constituido por tres categorías básicas:

  • Los gestos o movimientos faciales y corporales: son movimientos  psicomusculares con valor comunicativo. Dos tipos básicos, que, generalmente, están interrelacionados: Gestos faciales y Gestos corporales.
  • Las maneras o formas convencionales de realizar las acciones o los movimientos: son las formas de hacer movimientos, tomar posturas, y, en general, realizar actos no verbales comunicativos. Dos tipos de maneras básicas: Las maneras gestuales y posturales, y las maneras de realizar hábitos de comportamiento culturales (por ejemplo la manera de comer)
  • Las posturas o posiciones estáticas comunicativas: son las posiciones estáticas que adopta el cuerpo humano y que comunican, activa o pasivamente (por ejemplo, brazos cruzados en el pecho o estirados, manos unidas en el regazo o en la nuca…).brazoscruzadosjefe

Las CARACTERÍSTICAS más importantes DE LOS SISTEMAS DE COMUNICACIÓN NO VERBAL, serían:

a)   los signos no verbales pueden comunicar activa o pasivamente. Es decir: Podemos utilizarlos para comunicar, pero también pueden comunicar sin que nosotros lo provoquemos. Relacionado con ello está la utilización consciente e inconsciente de los signos no verbales. Es posible y frecuente que utilicemos de forma inconsciente signos no verbales que realicen actos de comunicación imperceptibles para el emisor, pero no para el receptor.

b)   los signos no verbales pueden utilizarse para comunicar en combinación con los  verbales o de forma aislada, bien utilizando signos de un solo sistema no verbal o combinando signos de varios.

c)    Por último, la comunicación que se produce a través de los signos no verbales va dirigida a una mayor efectividad de la misma. Los utilizamos para realizar actos de comunicación, bien relacionados con la interacción social, con la estructuración y el control de la comunicación misma, y con prácticas habituales en la comunicación interactiva humana.

Basándonos en éstos elementos de la comunicación oral y en sus características, los seres humanos hemos desarrollado, aparte de una comunicación de mera información, otras modalidades con un objetivo concreto: defender una postura, y convencer al otro u otros.

  • La argumentación es una variedad discursiva con la cual se pretende defender una opinión y persuadir de ella a un receptor mediante pruebas y razonamientos, que están en relación con diferentes elementos: la lógica (leyes del razonamiento humano), la dialéctica (procedimientos que se ponen en juego para probar o refutar algo) y la retórica (uso de recursos lingüísticos con el fin de persuadir movilizando resortes no racionales, como son los afectos, las emociones, las sugestiones…). Como acto comunicativo un texto argumentativo no es, en su forma básica, más que un enunciado en el que un emisor dirige a un receptor un argumento o razón para hacerle admitir una conclusión. El emisor es el constructor del discurso con el que pretende persuadir al receptor, influir en él para que modifique su pensamiento o para que actúe de un modo determinado. Su actitud es subjetiva, pero intenta que su actitud tenga una aparente objetividad.  Por otro lado, si la argumentación quiere ser efectiva, habrá de tener en cuenta el receptor a quien va dirigida.
  • La oratoria sería el arte de hablar con elocuencia para persuadir o convencer a un auditorio. Es decir, también se pretende defender una opinión y persuadir a quien recibe el mensaje; pero la diferencia fundamental está, en que éste objetivo se persigue ante un grupo de receptores mayor.
EXPRESIÓN ESCRITA

La comunicación por escrito carece de todos los elementos no verbales que acompañan el mensaje oral, tales como gestos, silencios, etc., y está basada únicamente en el significado formal de las palabras. En consecuencia, exige un número mayor de palabras que el lenguaje oral para expresar la misma idea. Generalmente, se dirige a un receptor desconocido y ausente, por lo que debe explicarse totalmente: la claridad y precisión son fundamentales. Además, el lenguaje escrito debe respetar todas las convenciones graficas, como signos de puntuación y ortografía, construcción correcta de las frases, etc..

A pesar de que el lenguaje escrito carece de la inmediatez, frescura y riqueza de comunicación que nos ofrece el lenguaje oral, no debemos restarle peso ni importancia. Gracias a él ha sido posible la transmisión de conocimientos e información a través del tiempo y del espacio; haciendo que la comunicación sea global y universal y que los grandes conocimientos de la especie trasciendan a lo largo de las generaciones.la-biblia

admin

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies