';

Justicia Social

Justicia Social

Autor: Montserrat Sanz García

El origen de la Justicia Social, podemos decir que se encuentra en el concepto de justicia distributiva que el filósofo griego Aristóteles estableció como encargada y/o responsable de que todas las personas pudieran acceder y disfrutar de una serie de bienes imprescindibles como podían ser la educación o la alimentación y la vivienda.

En su esencia ésta Justicia distributiva está en la base de lo que después, a mediados del siglo XIX, se definió como Justicia Social  y que se refiere a la necesidad de lograr un reparto equitativo de los bienes sociales. Implica por tanto, que los derechos humanos sean respetados y que las clases más desfavorecidas cuenten con oportunidades de desarrollo. justicia-social

Para que esto sea factible, es necesario que los Estados se ocupen de controlar este reparto de los bienes y de posibilitar la creación de las condiciones que favorezcan el que las clases mas desfavorecidas puedan tener acceso a ellos de la forma mas equitativa y por tanto “justa” posible. El hecho de que la Justicia Social no sea respetada, está en el origen de la mayoría de los conflictos que se generan entre los distintos grupos humanos, siendo la falta de equidad y las desigualdades las que generan violencia y promueven los enfrentamientos sociales.

Hoy, 20 de Febrero , que es el día elegido por la ONU para reflexionar sobre la Justicia Social, podemos decir, probablemente sin equivocarnos que estamos en uno de los momentos donde más se transgrede éste principio. Las diferencias entre países ricos y pobres cada vez es mayor, y dentro de cada país las diferencias entre ricos y pobres hacen que las desigualdades sean cada vez mayores y la falta de oportunidades para aquellos más necesitados económica y socialmente sea notoria.

En España, ésta brecha de la equidad social está llegando en la actualidad a crecer de tal manera que la clase media que antes suponía la mayor parte de la población, está en estos momentos prácticamente aniquilada. Los ricos cada vez son mas ricos y los pobres cada vez mas pobres. El Estado tampoco está cumpliendo con su función de garantizar la igualdad de oportunidades y de acceso a los bienes de todos. justicia_1La educación, la sanidad, la cultura, etc…han dejado de ser accesibles para convertirse para muchos en artículos de lujo que no pueden costear. En éstas situaciones el descontento, la frustración la rebelión y los posteriores conflictos con los poderes públicos y con aquellos que, se considera, se aprovechan de lo que debería ser para todos, son frecuentes y naturales. Porque el ser humano que es por naturaleza un ser social, admite la autoridad de un líder pero a condición de que éste cumpla su función para el grupo, que es cuidar de los miembros más débiles y buscar el bien de todos. En estos ancestrales instintos de supervivencia hunde sus raíces la necesidad de la Justicia Social. Y de la misma manera en que los líderes de las antiguos grupos humanos eran derrocados (la mayor parte de las veces asesinados) si se mostraban despóticos y/o tiranos y no cuidaban del resto; así, en nuestros días asistimos a luchas internas de gran gravedad o simplemente a movilizaciones conflictivas en aquellos lugares donde la Injusticia Social «campa por sus respetos».

Basta echar una ojeada a la información nacional e internacional (Ucrania, Venezuela, Siria,etc…) para comprobar como los conflictos surgen y se enquistan en aquellos lugares donde los derechos de los demás son pisoteados por el poder establecido.images-2

Esperemos que en algún momento, el ser humano aprenda de las lecciones de la Historia y los deseos de control y de poder de unos pocos no supongan la desgracia y la muerte de muchos.

admin

Leave a reply