';

El juego del engaño

El juego del engaño

 

engano¿Somos las personas racionales y analíticas, o bien nos dejamos arrastrar por nuestras emociones y apelamos a la llamada de nuestras tripas?
Me sigue sorprendiendo como en época de elecciones las empresas de marketing, servidores de productos, publicidad…; se devanan los sesos moldeando líderes capaces de desviar el voto a su favor a través de un buen diseño, cuyo resultado final evoque honestidad, credibilidad, cercanía, capacidad para liderar….y todo aquello que pueda engañar a nuestro cerebro a través de una buena imagen.
Todo este esfuerzo porque el ciudadano votante, a la hora de elegir un político, se deja llevar por el envoltorio de las emociones y no por el raciocinio característico del ser humano. Ponemos nuestro futuro, el del país, el de la corrupción, la economía sumergida y el abuso de poder, pero también el de la esperanza, la ilusión, la igualdad; en manos del producto de un buen estilista, maquillador o fotógrafo. Resulta que el líder se hace, se da forma para caer bien al pobre saco de emociones que somos nosotros, los votantes. ¡Qué desilusión, nuestras emociones tiradas a la basura¡ tanto esfuerzo en organizarlas y dirigirlas y resulta que nos la está jugando.
¡Alea jacta est¡. Siempre he pensado que debía hacer caso a mi instinto pero por favor, sin pasar por chapa y pintura. Sin embargo, está visto que no es la nuestra la última palabra.
Llegados aquí podría despedirme como George Clooney (¿guapísimo, o hemos de considerarlo otro producto más como al político?) «good night, and good luck», pero simplemente diré «buenas tripas».

Autor: A.R.V.

MSG Psicología Recoletos

Leave a reply