';

Comunicación: elementos de la comunicación

Comunicación: elementos de la comunicación

Las relaciones interpersonales son fuente a la vez de gratificación y de conflictos. Nos dan lo mejor y lo peor en nuestras vidas. Por ello conocer como podemos manejar nuestras relaciones con los demás a fin de que estas sean lo más satisfactorias posibles, nos posibilita mejorar uno de los aspectos que más gratificaciones nos da a lo largo de nuestra vida, y es de lo que vamos a tratar a lo largo de los siguientes artículos.

Una de las primeras cosas que debemos conocer y analizar, es el de los procesos de la comunicación. Los seres humanos como especie social y gregaria que somos, nos comunicamos. Y conocer cuales son los elementos de esta comunicación y donde puede encontrarse la fuente de muchos de los errores comunicativos que llevan a empeorar las relaciones entre las personas nos ayudará a enmendar y/o al menos entender algunos de los conflictos que se presentan.

  • ¿Qué es la comunicación?

La comunicación (del Lat. communicatio = participación, participado, acción de hacer conocer) es un fenómeno inherente a la relación grupal de los seres vivos por medio del cual éstos obtienen información acerca de su entorno y de otros entornos y son capaces de compartirla haciendo partícipes a otros de esa información.

La comunicación es de suma importancia para la supervivencia de la especie ya que la información que ésta extrae de su medio ambiente y su facultad de transmitir mensajes serán claves para sacar ventaja del modo de vida gregario.

En los seres humanos, la comunicación es un acto propio de su actividad psíquica, derivado del lenguaje y del pensamiento, así como del desarrollo y manejo de las capacidades psicosociales de relación con el otro. A grandes rasgos, permite al individuo conocer más de sí mismo, de los demás y del medio exterior mediante el intercambio de mensajes principalmente lingüísticos que le permiten influir y ser influidos por las personas que lo rodean.

Es importantísimo recordar que ésta puede ser verbal y no verbal. Es decir, puede tratarse meramente de expresión lingüística (por ej. si leemos un libro); puede ser expresión no linguistica (por ej. cuando vemos un mimo), ó, lo más común, que la comunicación se haga a través de una combinación de ambas (es lo que ocurre mientras charlamos con alguien. No solo estamos comunicando con lo que decimos, sino también con nuestros gestos, nuestro tono de voz, etc.…), es decir es un “todo” donde los diferentes sentidos de percepción del hombre tienen que actuar para decodificar e interpretar el mensaje. La comunicación solo será efectiva cuando el mensaje que queremos transmitir llega tal cual al receptor, es decir, cuando una idea o un pensamiento se transmiten de tal forma que el receptor, crea una reproducción mental igual a la de la persona que le transmitió el mensaje esto es cuando se transmite y se entiende el significado, porque una idea o un pensamiento por muy importante o extraordinario que sea, no vale para nada si no es entendido por las demás personas.

La comunicación perfecta, NO se da. Nunca se consigue lo antes mencionado y en los siguientes artículos mostraremos la causa de ello.

  • Elementos de la comunicación

Los elementos o factores de la comunicación humana son:

Fuente: Es el lugar de donde emana la información, los datos, el contenido que se enviará, en conclusión: de donde nace el mensaje primario.

Emisor o codificador: Es el punto (persona, organización…) que elige y selecciona los signos adecuados para transmitir su mensaje; es decir, los codifica para poder llevarlo de manera entendible al receptor. En el emisor se inicia el proceso comunicativo.

Receptor o decodificador: Es el punto (persona, organización…) al que se destina el mensaje, realiza un proceso inverso al del emisor ya que en él está el descifrar e interpretar lo que el emisor quiere dar a conocer. Existen dos tipos de receptor, el pasivo que es el que sólo recibe el mensaje, y el receptor activo o perceptor, que es la persona que no sólo recibe el mensaje sino que lo percibe y lo almacena. El mensaje es recibido tal como el emisor quiso decir, en este tipo de receptor se realiza lo que comúnmente denominamos el feed-back o retroalimentación.

Código: Es el conjunto de reglas propias de cada sistema de signos y símbolos que el emisor utilizará para trasmitir su mensaje. Deben combinarse de manera adecuada para que el receptor pueda captar el mensaje. Un ejemplo claro es el código que utilizan los marinos para poder comunicarse; la gramática de algún idioma; los algoritmos en informática…, todo lo que nos rodea son códigos.

Mensaje: Es el contenido de la información (contenido enviado): el conjunto de ideas, sentimientos, acontecimientos expresados por el emisor y que desea trasmitir al receptor para que sean captados de la manera que desea el emisor. El mensaje es la información.

Canal: Es el medio a través del cual se transmite la información-comunicación, estableciendo una conexión entre el emisor y el receptor. Por ej.: el aire, en el caso de la voz; el hilo telefónico, en el caso de una conversación telefónica.

Referente: Realidad que es percibida gracias al mensaje. Comprende todo aquello que es descrito por el mensaje.

Situación: Es el tiempo y el lugar en que se realiza el acto comunicativo.

Interferencia o barrera: Es cualquier perturbación que sufre la señal en el proceso comunicativo, y se puede dar en cualquiera de sus elementos. Son por ej. las distorsiones del sonido en la conversación, la distorsión de la imagen en televisión, la afonía del hablante, la sordera del oyente, una ortografía defectuosa, la distracción del receptor, etc…. También suele llamarse ruido

Retroalimentación o realimentación (mensaje de retorno): Se produce cuando se recibe una respuesta (actitud, conducta…) sea ésta deseada o no, y es condición necesaria para considerar que se produce la interacción entre emisor y receptor propia de todo proceso comunicativo. Puede ser positiva (cuando fomenta la comunicación) o negativa (cuando se busca cambiar el tema o terminar la comunicación). Si no hay realimentación, entonces solo hay información pero no comunicación. (Por Ej. cuando se lee el periódico solo se recibe la información, pero el periódico en sí no recibe una respuesta física a sus artículos).

Sin título

Como vermos, son muchos los factores que participan en un proceso comunicativo y en cualquiera de ellos pueden aparecer alteraciones y/o disfunciones que explican que NO exista una comunicación perfecta y, que por tanto, se den malos entendidos y malinterpretaciones, que suelen ser fuente de conflictos y de relaciones interpersonales poco satisfactorias.

Autor: Montserrat Sanz García

admin

Leave a reply